Navegar a través de la historia

Fuente: Google

Fuente: Google

Navegar ha sido una experiencia aventurera desde Colón hasta nuestros días, descubriendo un mundo nuevo de la manera más interesante de la historia.

Cristóbal Colón fue un soñador que quería conocer rutas nuevas para llegar a la India, sin embargo llegó a Quisqueia (Madre de todas las Tierras) o Haití (Tierras Montañosas) nombres dado por los taínos; Colón pensó que había llegado a la India por lo que llamó a sus habitantes indios y bautizó la isla con el nombre de La Española.

Colón ocupó esta y otras tierras con el fin de convertirla en territorio español, por lo que se implementaron las costumbres y la religión católica en todas las zonas ocupadas.

La primera expedición de Colón se lleva a cabo el tres de agosto del 1492 con tres carabelas: la Niña, la Pinta y la Santa María. La primera isla que llegan fue Guanahani, luego Cuba y La Española, en esta última es donde se asientan los españoles en el Nuevo Mundo (Continente Americano) al ser ocupada por Colón.

El navegante es considerado el descubridor de América y fue el primero que trazó una ruta a través del Océano Atlántico, lo que provocó que España se expandiera a nivel mundial.

Colón planteó sus teorías, y creyó en ellas. Pensó en que podía llegar navegando desde Europa a Asia utilizando el Océano Atlántico por todo el oeste y conseguir su objetivo. Se equivocó porque no llegó a Asia, sino a un continente que no se sabía de su existencia:América. De hecho murió sin constatar su error.

Realizó un total de cuatro viajes desde el 1492 hasta el 1504.

Desde esa fecha hasta nuestros días han sido millones de viajes marítimos que se han realizado, convirtiendo la náutica en un deporte de aventura acompañado de la evolución de la tecnología y el avance de la ciencia con motores de alta capacidad. Este desarrollo tecnológico permitió que los navegantes llegaran más rápido a cualquier destino siendo guiados por radares y pantallas digitales que calculan desde el tiempo de llegada hasta el tiempo producido por la naturaleza y dando señales a los tripulantes de posibles peligros en el trayecto marítimo.

Se realizan concursos a nivel mundial en todas las modalidades del deporte acuático. Estos se desarrollan en tres tipos: En el agua, sobre el agua y bajo el agua.

Los cruceros han sido una excelente fuente en el turismo.

En España el deporte náutico toma fuerzas a principios del siglo XX siendo practicado por la clase más altas de la sociedad, pero la Guerra Civil española empaña esta practica y no es hasta más tarde donde emprende nuevamente su vuelo hasta hoy en día. Pareciera un juego de números que sea en el 1942 que empieza a sentirse con más fuerza este deporte en España, siendo los mismos números del primer viaje de Colón allá por el 1492.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *